Se mojan por el Mulla’t-Mójate

Ricardo Hernando

Ricardo Hernando tiene 46 años y aunque es de Sabadell ama el mar donde explica que la esclerosis múltiple desaparece. Coincidiendo con el Mulla’t- Mójate organiza actividades de immersión para que los participantes  se puedan sentir libres como él.

Le diagnosticaron esclerosis múltiple el 6 de abril de 2016, una fecha que no puede ni quiere olvidar. De hecho, la lleva tatuada en su brazo. También en el brazo lleva un tatuaje de cómo llegó la esclerosis múltiple a su vida: se le ve a él buceando plácidamente y a la esclerosis múltiple, dibujada en forma de tiburón, mirándolo desde una distancia prudencial. La imagen representa los años en que la esclerosis múltiple todavía no le había sido diagnosticada pero que estaba latente y él empezaba a experimentar los primeros síntomas.

Ricardo tiene una pasión: el buceo. Empezó a practicarlo en 1998 y cuando le diagnosticaron esclerosis múltiple se volcó en él aún más. En el mar, aparca el bastón y los problemas de equilibrio. «Además soy muy disperso y en el agua te puedes distraer poco» explica.  Ricardo tiene un blog con el nombre de Esclerobuzo, el mismo nombre que utiliza en las redes sociales, donde explica todas las inmersiones y actividades que organiza.

El año pasado Ricardo ya impulsó bautizos subacuáticos para personas con esclerosis múltiple coincidiendo con el Mulla’t- Mójate y este año ya ha organizado dos bautizos y prevé hacer más en septiembre. Mientras tanto, también está organizando dos inmersiones para personas con el carnet de buceador para el 14 de julio, día del Mulla’t-Mójate.

Ricardo cree que si bucear y la inmersión le van bien a él también pueden ir bien a otras personas con esclerosis múltiple y por eso, coincidiendo con el Mulla’t-Mójate se moja para que todos podamos experimentar esas sensaciones del mar que a él tanto lo han atrapado.